Categorías: Gato / Vida Sana

El secreto mejor guardado sobre el ronroneo de los gatos

Los gatos son seres superiores, casi divinos. Así lo creían los egipcios, y estaban en lo cierto: el ronroneo de los gatos guarda un secreto extraordinario.

Todos los que hemos tenido un gato alrededor sabemos que estos felinos son seres inteligentes y enigmáticos. Y aunque se dice que son menos cariñosos que los perros, lo cierto es que estos animales transmiten sensaciones que van mucho más allá.

Su ronroneo es una de las formas que tienen de comunicarse y, dependiendo del volumen y el tono, tu gato transmitirá sus diferentes estados de ánimo.

 

Los diferentes ronroneos de los gatos

 

Los gatitos comienzan a ronronear desde sus primeros días de vida. Es la forma de decir a su madre que están recibiendo leche cuando maman. La madre también ronronea para transmitirles tranquilidad y seguridad.

Aunque los gatos ronronean cuando están relajados, también lo hacen – con diferente tono y frecuencia –  para pedir ayuda, cuando tienen ansiedad o miedo o cuando están enfermos.

¿Qué sientes cuando tu gato ronronea en tu regazo?

Si alguna vez has tenido un gato ronroneando en tu regazo te habrás sentido invadido por una  deliciosa sensación de tranquilidad. Y es así porque nos dejamos llevar por el sonido y la vibración del ronroneo, que nos relaja y nos llena de bienestar.

Es una delicia sentir esa sensación.

 

¿Cómo se produce el ronroneo?

 

Hasta mediados del siglo pasado, se creía que el ronroneo se producía por el paso del aire por la laringe y el diafragma de los gatos, pero estudios posteriores han descartado esta teoría.

Según estudios actuales, el ronroneo gatuno se origina en la vena cava, dentro del tórax. Al atravesar el diafragma, los músculos que la rodean la comprimen, generando unas vibraciones  – perfectamente audibles  – en el flujo sanguíneo.

Estas vibraciones se transmiten y se amplifican al llegar a los bronquios llenos de aire, y al pasar por la tráquea hacia la cabeza.

Así, todo el cuerpo del gato se convierte en una gran caja de resonancia, y ese vibrante ronroneo  se transforma en una deliciosa sensación de relajación que también nos invade a los humanos.

Te gustará saber que las personas que tienen gatos viven más, tienen menos estrés y menos riesgo de padecer problemas de corazón.

El secreto mejor guardado sobre el ronroneo de los gatos

 

El secreto mejor guardado de los gatos es su ronroneo. No sólo nos invade y contagia de relajación y pensamientos positivos en el cerebro: su efecto va mucho más allá.

Los gatos utilizan el ronroneo para auto-curarse y prevenir dolencias. Y es que la frecuencia de su ronroneo (entre 25 y 200 Hz) ayuda a sanar las fracturas de sus huesos, reduce inflamaciones y fortalecen su estructura ósea y muscular.

Además, los gatos tienen una alta capacidad para percibir cuándo alguien necesita recuperarse de una lesión o fractura.

Cuando un gato se acerca a una persona que requiere curación, no es un encuentro casual: está ofreciendo la capacidad terapéutica de su ronroneo para contribuir a la curación del hueso roto. Y es que la exposición a las frecuencias vibracionales del ronroneo aumenta hasta en un 30% la velocidad de curación de las fracturas óseas.

 

Y es que los gatos son pequeños curanderos. Son unos animales casi divinos – o al menos así lo creían los egipcios.

 

¿Qué efectos produce en ti el ronroneo de tu gato?

Deja un comentario