Categorías: Gato / Perro / Vida Sana

En Primavera, la piel de tu mascota se altera

La Primavera ya está aquí.

Nos encanta ver cómo el ambiente se inunda de luz, los días son más largos, las plantas comienzan a florecer… y con la Primavera, llegan también las molestas alergias.

Y nuestras mascotas no escapan del efecto primaveral: los perros y gatos también son alérgicos.

Cuando llega la primavera, un 25% de nuestras mascotas sufren alergias, sobre todo en su piel.

El experto veterinario Adrián Aguilera, director de la clínica veterinaria Sansepet nos da las claves para detectar y mejorar las alergias de tu mascota en esta entrevista:

¿Cómo podemos detectar si nuestra mascota es alérgica?

Las alergias más comunes en perros y gatos se manifiestan en su piel. Observa si tiene enrojecimiento en su piel, si se rasca, o si tiene costras en alguna zona de su cuerpo. Tanto en perros como en gatos, las costras debidas a la alergia aparecen frecuentemente en el abdomen, tronco, orejas y patas. Y, además en los perros, suelen aparecer también en las almohadillas de las patas o entre los dedos.

 

¿Cuál es la causa de las alergias en perros y gatos? ¿a qué son debidas las alergias?

Las alergias son desequilibrios en el sistema inmune. Se producen por reacción a sustancias que hay en el ambiente, a las que en condiciones de equilibrio inmune, el cuerpo no debería reaccionar.

El sistema inmune de nuestras mascotas – y el nuestro también – está bombardeado por todas las sustancias que hay en el ambiente. Cuando el bombardeo es excesivo, el sistema inmune se satura y se desequilibra.

En Primavera, por la eclosión que se produce en la naturaleza, la exposición a las sustancias del ambiente es mayor, tanto en cantidad como en variedad.

El problema no está en los alergenos en sí, sino en el sistema  inmune.

 

¿Cómo podemos ayudar a que nuestras mascotas sufran menos los efectos de la alergia?

La clave está en mantener el sistema inmune sano y equilibrado. Para ello, hay tres pilares fundamentales:

  • Proporcionar una nutrición adecuada: vigilar qué está comiendo nuestra mascota y aportarle alimentos que contengan proteínas de calidad.

 

  • Añadir a su alimentación un extra de vitaminas y oligoelementos. Es especialmente importante el aporte de vitamina C, pero con cuidado. Consulta siempre con tu veterinario, porque no todo el efecto de la vitamina C es positivo: en dosis superiores a las recomendadas para cada mascota, puede provocar cálculos renales.

 

  • Controlar el estrés: cuando nuestra mascota tiene alergia, todo su cuerpo se resiente y es común que tenga estrés, y el estrés contribuye al desequilibrio de sus sistema inmune. Por eso es fundamental controlarlo. Es importante que tu mascota realice ejercicio a diario y que respetes también sus momentos de descanso. Y si tu mascota es de las que se deja acariciar, por qué no darle un masaje relajante.

 

¿Tienes dudas sobre si tu mascota puede ser alérgica? Comparte con nosotros tus inquietudes y te responderemos

 

alergias en perros y gatos - gato mirando hacia arriba y maullando

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario