Categorías: Perro

¿Tu perro necesita esparcimiento? Averigua por qué

 

¿Te has preguntado alguna vez si tu perro necesita esparcimiento ?

Muchos de los problemas de convivencia de nuestros perros vienen derivados de vivir encerrados en una casa, y salir a la calle siempre atados a una correa. ¿Te imaginas vivir toda tu vida así?

Si tu perro y tú vivís en una ciudad pequeña, o cerca del campo, seguro que has comprobado la felicidad que siente tu perro cuando salís a disfrutar de un paseo por el campo, y consigue librarse de las ataduras de una correa.

Los humanos controlamos demasiado; controlamos todo en la vida de nuestros perros.

Y los perros necesitan esparcimiento: necesitan una vía de escape. La de los humanos es salir de bares, de paseo por el campo, ir al cine, o hacer deporte. Los perros también necesitan una parcela en la que puedan tener libre albedrío… y deberían tener la oportunidad de equivocarse y aprender de sus equivocaciones.

 

“Mi perro come cosas del suelo” ¿y qué?

 

Los perros son animales sociales. Y al acercarse más a la vida de los humanos, se han alejado de otros perros. Un problema común, generado por esta circunstancia, es que algunos perros se llevan mal con otros perros.

Desde el momento que le ponemos una correa, estamos coartando su sociabilidad.

La falta de sociabilidad deriva en que tenemos perros adultos, pero no maduros. Al llegar a su edad adulta, si no han superado bien cada una de sus etapas de desarrollo, pueden llevar un lastre o mochila que no han resuelto.

Por la forma de vida de la mayoría de los humanos, nos gusta que nuestros perros sean tranquilos, no molesten a los vecinos y sean respetuosos.

Para llegar a relajar el nivel de estrés de nuestros peludos, es importante que sepan resolver sus propios conflictos, que sean capaces de gestionarlos por ellos mismos.

La forma de aprender es experimentando, aprendiendo a equivocarse. Si tu perro come cosas del suelo, déjale que pruebe y decida si es bueno para él o no: es su forma de aprender

Como humanos responsables, debemos saciar la necesidad de esparcimiento de nuestros peludos: paseos por el parque, o mejor por el campo, facilitar que conozcan a otros perros y, sobre todo, dejar de controlar cada minuto de sus vidas.

En unos de nuestros próximos posts, hablaremos de los Grupos de Desarrollo. Si no los conoces, ¡no te lo pierdas!

 

Deja un comentario