Categorías: Perro / Vida Gourmet

5 consejos para disfrutar de un paseo por el campo con tu perro

 

Un paseo por el campo siempre es gratificante. Un paseo por el campo con tu perro es doblemente gratificante: el verle disfrutar, te hará disfrutar mucho más a ti.

El contacto con la naturaleza nos proporciona aire puro, hace que desconectemos de la rutina diaria, alivia tensiones y hasta puede hacer que pensemos con más claridad.

Si el paseo por el campo es con tu perro, a los beneficios anteriores se suma la diversión de jugar con él y, sobre todo, apreciar cómo siente la libertad de encontrarse en un espacio abierto: la naturaleza salvaje de tu perro se despertará, y disfrutará con todos sus sentidos.

Es importante que tengas en cuenta que, si perro está acostumbrado a vivir a diario en un entorno urbano, desconocerá los peligros que pueden encontrar en un paseo por el campo. Tomar precauciones evitará  riesgos y permitirá que disfrutéis de la aventura de salir de la ciudad.

 

 

5 consejos para disfrutar de un paseo por el campo con tu perro

 

 

1. Conoce el terreno:

Antes de salir a pasear, infórmate de si existen normas específicas para pasear por la zona, y de qué tipo de fauna podéis encontrar en la ruta. El instinto cazador de tu perro se despertará al ver animales salvajes, o ganado en libertad. Las reacciones de algunos animales pueden dar alguna sorpresa a tu perro. Por ejemplo, si tu perro se acerca a un potro el instinto protector de una yegua puede propiciarle una coz inesperada.

 

2. Permítele que perciba con todos sus sentidos, pero con cierto control:

La cantidad de estímulos que recibe tu perro en la naturaleza es enorme: árboles y plantas desconocidos, animales extraños, sonidos inéditos y sobre todo olores atractivos que le incitarán a acercarse a olfatear y probar. Si tu perro se detiene a observar una planta, debes estar pendiente de que no lo ingiera (si no estás seguro o segura de que sea comestible). Si se siente atraído por un sonido, o por otro animal, debes estar atento o atenta y valorar si hay peligro de que pueda hacerle daño.

 

3. Suelta su correa sólo en espacios despejados y sin peligro:

sobre todo si es la primera vez, suéltale sólo de vez en cuando y en zonas despejadas y sin peligro. Combina ratos de paseo con correa y momentos de paseo en libertad. Mantén a tu perro siempre dentro de tu alcance visual y llámalo para que acuda a tu lado cuando os aproximéis a una carretera o a un barranco.

4.  Mantén a tu perro hidratado:

Lleva agua suficiente para ti y para tu perro. Es posible que en el camino encontréis fuentes de agua potable. Si no es así, ofrécele agua en un bebedero portátil. Y evita que beba agua de zonas estancadas, donde podría haber residuos peligrosos o el agua podría estar contaminada y provocarle alguna enfermedad.

 

5. Al finalizar el paseo, revisa sus patas y almohadillas

Revisa sus patas y almohadillas y comprueba que no tenga clavada ninguna espiga o astilla. En el caso de que cojee o se queje, acude a un veterinario para evitar problemas más graves.

 

Además de diversión y desconexión, los paseos por el campo son siempre un buen estímulo mental para la insaciable curiosidad de tu peludo.

Aprovecha las temperaturas suaves para  dar un gratificante y saludable paseo por el campo con tu perro.

 

paseo por el campo con tu perro

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario