Categorías: Vida Sana

Parásitos e insectos peligrosos para nuestras mascotas

 

Llevamos un verano de las altas temperaturas, y vienen acompañadas de los molestos parásitos e insectos. Y si son molestos para nosotros, lo son mucho más para nuestros peludos.

Porque, además de resultar muy incómodos, pueden transmitirles enfermedades.

Dos parásitos y un insecto son los que más afectan por estas latitudes, especialmente durante los meses de abril/mayo a septiembre/octubre. En estos periodos, hay que prestar especial atención a la prevención.

 

El Mosquito que no sólo pica

 

El mosquito es un insecto bien conocido por humanos y peludos. Sus picotazos son desagradables, por el enrojecimiento de la piel y el picor que producen. Pero además, pueden transmitir estas enfermedades graves, si antes han chupado sangre de un animal infectado:

  • Leishmania: es una enfermedad que afecta al sistema inmune de nuestros peludos y que puede llegar a ser mortal. Un diagnóstico precoz es clave para su control. En el post Cómo prevenir la Leishmaniosis canina te contamos cómo prevenirla y detectarla.
  • Filaria o Filiarosis, también conocida como “la enfermedad del gusano del corazón”. El mosquito transmite una larva que crece dentro vasos sanguíneos de nuestras mascotas, pudiendo llegar al corazón, produciendo la muerte. Afortunadamente, esta enfermedad no está extendida por toda la península. Las zonas de riesgo se reducen a la costa Mediterránea, Castilla-León, Extremadura, Canarias y Baleares.

 

Garrapata y pulga: dos parásitos más que molestos

 

  • La garrapata es el primero de los parásitos de este artículo: es un bichito negro que es engancha en la piel de nuestras mascotas. Puede alcanzar el tamaño de una alubia. Aunque no es tan molesta como los picotazos de los mosquitos, este parásito puede transmitir enfermedades tales como la Rickettsia, y el Anaplasma.

 

  • La pulga es otro parásito pequeño, del tamaño de un grano de arroz, y que corre y salta de un animal a otro (o a un humano). Sus picotazos producen mucho picor – muchos de nosotros los hemos sentido en nuestro propio cuerpo. Además, también transmiten enfermedades. Los perros se suelen morder al sentir el picotazo, corriendo el riesgo de tragarlas, transmitiéndose así unos parásitos que afectan al intestino del animal.

 

¿Cómo prevenir a nuestra mascota de los parásitos e insectos que llegan con el verano?

 

Para prevenir a nuestra mascota de los incómodos –y graves – efectos de mosquitos, pulgas y garrapatas, lo fundamental es el uso de collares antiparasitarios y pipetas. Consulta el post “XXX” sobre la prevención de la Leishmania para conocer cómo utilizarlos, y cuándo es el mejor momento para comenzar la prevención.

 

La prevención contra pulgas y garrapatas puede realizarse, además, mediante  un tratamiento oral. Consulta con tu veterinario para que te asesore sobre estos tratamientos.

 

Deja un comentario