Categorías: Perro

¿Qué es la licencia de cachorro?

 

La licencia de cachorro una etapa que va desde el nacimiento hasta aproximadamente los 4 meses de vida de un perro. En este periodo, los perritos todavía no tienen interiorizadas las “normas sociales” perrunas: experimentan, juegan… y seguro que realizan alguna trastada.

Los perros adultos lo saben, y durante esta etapa tienen mucha más paciencia con los cachorros, les consienten, y no les riñen ni castigan por mucho que sus juegos y travesuras les resulten pesadas y molestas.

Para los humanos, es importante conocer qué necesita el cachorro en cada momento, concederles su licencia de cachorro y actuar de manera que sus necesidades queden satisfechas para que el perro se sienta seguro y feliz.

En este post, contamos con la colaboración de la experta educadora canina Laura Martín, de convivirconperro. A través de ella, te transmitimos las primeras etapas en la educación de un cachorro: desde su nacimiento, hasta la superación de la licencia de cachorro.

 

De 0 a 2 meses: etapa de orientación a la madre

 

Desde su nacimiento, y hasta las 8 semanas de edad, el cachorro interactúa poco con el mundo: está totalmente orientado hacia su madre. Come, duerme, vuelve a comer y vuelve a dormir: quiere estar tranquilo. En esta etapa, la interacción con los humanos es mínima, y no se le debería separar de su madre.

En estas 8 semanas, es buena idea que prepares tu casa para recibir al nuevo miembro de la familia. ¿Cómo? Lo descubrirás en la siguiente etapa.

De 2 a 3 meses: la etapa de la exploración oral

 

Del mismo modo que adaptas tu hogar cuando tu bebé comienza a dar sus primeros pasos, también hay que preparar tu casa para “a prueba de cachorros”.

Los dos meses es la edad habitual a la que un cachorro llega a su nuevo hogar. Hasta el momento sólo ha conocido un espacio muy seguro y muy reducido de mundo: a una pequeña distancia de su madre.

Al llegar a un espacio nuevo, tiene que ser igualmente seguro: para ti y para el nuevo miembro de tu hogar.

Establece y decide dónde puede estar y dónde no puede estar tu perrito. El sitio seleccionado es donde pasará inicialmente la mayor parte del día: allí tendrá una zona de descanso y un espacio propio para él. Además, tiene que ser una zona segura, en la que se pueda quedar solo (aunque sea por pequeños espacios de tiempo). No tiene por qué ser una zona muy grande: controlará mejor un  entorno reducido dentro de tu casa.

Es importante que en ese espacio esté cerca de ti y de tu familia. Recuerda que los perros son animales sociales, y necesitan estar cerca de su nueva familia.

 

¿Por qué es mejor un entorno pequeño?

 

Los perros no están preparados para estar solos, y cuando se les separa de la madre, no solo pasan a formar parte de un entorno social diferente, sino que también el entorno físico es extraño para ellos. Para ellos es más fácil la adaptación a un entorno físico reducido, que puedan controlar.

Por la noche, lo ideal es que el cachorro esté cerca de la familia: si quiere dormir en la misma habitación que su humano, permíteselo. Incluso si quiere dormir en la cama, como si fuese un bebé.

¡Ah! Y recuerda que esta es la etapa de exploración oral: evita dejar a su alcance objetos que no quieras que sean mordisqueados, y sobre todo, que no tenga acceso a nada con lo que se pueda atragantar, ni a líquidos que sean nocivos para él.

 

La teoría de los 21 días

 

¿Conoces la teoría de los 21 días? Los expertos dicen que tres semanas es el periodo que necesitamos los humanos para adquirir un nuevo hábito, o acostumbrarnos a un cambio en nuestras vidas.

Aunque la ciencia todavía no ha demostrado si este periodo es también aplicable a los hábitos de los perros, te animamos a que lo compruebes por ti mismo (si puedes permitírtelo).

Ahí va la propuesta: reserva  los 21 días siguientes a la llegada de tu cachorro y pásalos por completo con él. Dedícate a conocerle y darle todo lo que necesita. Después de la separación de su madre, el cachorro necesita calma, y tú puedes dársela: ¡que todo lo que encuentre en su nuevo hogar sea bueno!

 

De 3 a 4 meses: el cachorro está centrado en socializarse

 

Todavía dentro de la “licencia de cachorro”, en esta etapa el cachorro necesita conocer a otros perros. La dependencia de la madre ha desaparecido, y su vida se centra en conocer el mundo, y a sus habitantes, sobre todo si son de su especie.

Pasea con tu cachorro para que conozca a otros perros, y permítele que se acerque con calma y salude a nuevos amigos.

Aprovecha los paseos para establecer hábitos higiénicos.  Lo habitual es que hacia el final de la anterior etapa, tu cachorro comience a acostumbrarse a identificar dónde puede orinar y defecar (dentro de casa). Con los paseos diarios, este hábito os resultará más fácil y cómodo a los dos.

Los paseos no han de ser largos: tu cachorro es pequeño y le cuesta procesar toda la información que hay en el ambiente (ruidos, olores,…). El objetivo no es cansarle, es que vaya conociendo el entorno que le rodea, a su ritmo. La duración recomendada es de unos 3 ó 4 minutos por cada mes de vida.

Aquí te dejamos el vídeo de convivirconperro en el que podrás aprender cómo mejorar el paseo diario de tu perro: muy útil para ir tomando nota para cuando tu cachorro se convierta en adulto.

 

 

 

 

Superar la licencia de cachorro

Cada perro es particular, y la duración de sus etapas educativas depende de cada raza, o incluso de cada perro.

La licencia de cachorro suele quedar superada al finalizar la etapa de socialización del cachorro.

Entre etapa y etapa, es normal que el cachorro experimente un periodo de miedo, que conlleva una involución en determinados comportamientos. El ejemplo más claro es cuando se les separa de la madre antes de los dos meses de vida, porque pierden demasiado pronto la referencia de la madre y de los hermanos.  Solucionar las etapas no superadas es el reto en la nueva forma de entender la educación canina.

 

¿Te ha parecido interesante este post?

Si te ha gustado, prepárate, porque tenemos preparado otro post igual de interesante o más, sobre las siguientes etapas educativas de los cachorros: te explicaremos cómo entender y atender a los cachorros desde los 5 a los 24 meses de edad.

 

2 comentarios

  1. Me parece muy bien que cada vez sea más accesible está información a través de blogs como este. Lo que me ha llamado la atención es que tanto este artículo como otro que he leído son una copia resumida de los cursos de Nicolas Planterose. Al cual no veo que se haga mención en ninguno de ellos siendo una “reescritura” de sus cursos.

    1. Hola Sara:
      Muchas gracias por tu comentario. En este blog tratamos de difundir al máximo posible la educación en positivo, y procuramos hacer mención de las fuentes en las que nos basamos, aunque no sea el caso de este post.

Deja un comentario