Categorías: Gato

La Gatoteca, mucho más que un café con gatos

¿Qué es La Gatoteca? Es mucho más que un café con gatos.

El amor por los gatos, unido a una idea original, dan como resultado el espacio más gatuno de la capital madrileña.

 

La Gatoteca es un lugar único para conocer y mimar a los gatos. Curiosos y amantes de los animales se acercan a este espacio a diario para disfrutar de un ambiente 100% gatuno, mientras los felinos interactúan, deseando que alguno de los humanos se decida a llevarles a casa.

 

Eva es la fundadora y alma de este proyecto, pionero y único por el momento en España. Y es que los gatos han estado siempre presentes en la vida de esta diseñadora de interiores: le han acompañado desde su infancia y, desde hace casi tres años, entrega su vida a hacer posible una vida mejor para los gatos.

 

 ¿Cómo surgió esta idea?

 

“Presenté La Gatoteca como Proyecto Fin de Carrera, y pasado un tiempo, animada por Julio (su marido), me decidí a ponerlo en marcha” – nos cuenta Eva.

 

El negocio hostelero de café con gatos surgió en Taiwan en 1998, aunque es en Japón donde está más extendido, con más de 40 locales sólo en la capital. En estos locales se puede comer, beber y pasar el rato mientras gatos rondan a tu alrededor.

 

Partiendo de la idea oriental, y dando un giro hacia una “labor social”, la Gatoteca es mucho más que un café con gatos: ofrece cursos de cuidado de gatos, de nutrición, organizan talleres y actividades de concienciación, siempre enfocados  a mejorar la vida de gatos y humanos. Y como objetivo más importante: el cuidado de los gatos hasta encontrar a su humano ideal.

 

 

 

Bienvenido al universo gatuno

 

Una pareja entra por la puerta, y Julio les pregunta: “¡Hola! ¿Conocéis La Gatoteca?”.

 

Es su primera visita, y Julio explica el funcionamiento: al traspasar la siguiente puerta nos adentraremos en un universo gatuno. En un folleto, se explican las normas para entrar: no molestar a los gatos, no cogerlos ni abrazarlos, se pueden hacer fotos, pero sin flash, y es necesario lavarse las manos antes de entrar.

 

Con la entrada, se invita a un refresco, café o infusión. El precio de la entrada se fija en función del tiempo (como referencia, una estancia de una hora son 6€). Las bebidas adicionales las paga el visitante, dejando la cantidad que considere en una simpática hucha con forma de gato, ¡cómo no!

 

Entramos con Eva al universo gatuno, un espacio repartido en dos plantas, luminoso y lleno de color. Cojines, mesas y sillones coloridos, estanterías en la pared para que los gatos trepen, muñecos, juguetes interactivos y rascadores, muchos rascadores. El ambiente gatuno inunda la estancia.

 

Algunos gatos se acercan a los visitantes, y otros permanecen distantes con los desconocidos. A Eva se acercan todos, hasta los más tímidos: uno de los últimos gatos en llegar choca la cabeza con ella a modo de saludo, a otro le lanza una bola de papel, su juguete favorito.

 

Café con gatos: un gato subido a un soporte con pared colorida de fondo

Adóptame

 

Garfunkel y Monipeny han encontrado ya un hogar y serán los próximos en salir por la puerta grande. Otros 120 gatos han sido ya adoptados desde la apertura de la Gatoteca. Kenshin, Gerard, Layla, Aranel, y así hasta 20 gatos están ahora mismo deseosos de que te enamores de ellos y les lleves a tu casa.

 

Antes de adoptarlos, se realiza una entrevista con el adoptante. Eva y su equipo conocen el carácter de cada uno de los felinos y encuentran el gato ideal para cada humano.

La fecha de adopción es importante: el gato requiere de mucha atención durante los primeros días en su nuevo hogar, por eso se busca un día en el que el adoptante tenga tiempo para dedicarle.

 

Y antes de llevarlo a casa, es obligatorio firmar un contrato de adopción y realizar el “Curso Básico del Gato”: cómo hacer que se adapten a su nuevo espacio, cuál es la mejor alimentación, qué tipo de arena utilizar, etc. Nociones básicas y necesarias para que el felino sea feliz.

 

También es requisito hacerse socio, al menos por un año, de la fundación Abriga (Asociación Benéfica por el Rescate e Inserción de Gatos en Adopción).

La cuota mínima anual es de 50€, y el asesoramiento para el cuidado del gato es de por vida.

 

Café con gatos: gato tumbado en una mesa

 

 

 

Cómo puedo colaborar

 

Además de visitar La Gatoteca (Calle Argumosa, 28, Local, 1, en Madrid) y disfrutar in-situ del ambiente más gatuno de la capital madrileña, hay otras formas de colaborar para que los gatos de esta colonia se mantengan sanos, guapos y felices:

  • Haciéndote socio de la Fundación Abriga – desde 50€ al año. Los socios disfrutan de ventajas como descuentos en actividades, horas de visita y días de acceso gratuito a La Gatoteca
  • Realizando una donación puntual: físicamente en la Gatoteca, o a través de la cuenta de Paypal de la web
  • Desde su Teaming: la aportación es de 1€ al mes, parece poco, pero ayuda
  • Comprando artículos en su tienda, asistiendo a sus actividades o ayudando como voluntario, difundiendo su labor, y adoptando, ¡sobre todo adoptando!

 

La Gatoteca es un lugar único, y por eso desde Mi Pet Gourmet vamos a colaborar y difundir su labor, no sólo en este artículo, sino en muchos posts posteriores.

¿Quieres conocer a Sara, Aranel, Antoine o a Kenshin? Te los vamos a presentar en las próximas semanas.

 

 

 

 

 

Deja un comentario