Categorías: Perro / Vida Sana

¿Has oído hablar de los grupos de desarrollo (canino)?

 

La primera vez que oí hablar de los grupos de desarrollo fue hace tres semanas. Laura Martín, de convivirconperro, me puso en contacto con Ana Masoliver, una experta educadora canina, especialista en grupos de desarrollo.

Ana comenzó en el mundo de la educación canina hace unos 8 años, y hace 8 años se hablaba de “adiestramiento”: todos los problemas de convivencia se trataban con obediencia.

“Así se solucionaban tus problemas, pero no los del perro. Se seguía buscando el control y la obediencia, en forma de correcciones y castigo.”

Afortunadamente para los amantes de los animales, el adiestramiento canino se está enfocando mucho más en la educación canina.

La educación canina ha dado un giro desde entonces: ahora se busca la autogestión de los perros. Se busca que los perros saquen su personalidad innata y ayudándoles en los que para un perro no es innato, como vivir en una ciudad.

 

El porqué de los grupos de desarrollo

 

Cada perro tiene sus propias necesidades, y estas necesidades varían con la etapa de desarrollo y edad de cada uno. Del mismo modo que “para educar a un niño hace falta un tribu”, para educar a un cachorro y acompañarle hasta su etapa de madurez, es básico que aprenda comportamientos de otros perros.

En los grupos de desarrollo se trata de reproducir un entorno social perruno, formando un grupo estable de perros, y en el que participen perros de todas las edades.

En los grupos de desarrollo, se deja a un lado la obediencia y, aunque hay normas y límites, se deja que el perro pueda tomar decisiones.

Ana trata de incluir en el grupo a perros con diferentes problemas – “los problemas en grupo, se llevan mejor” – y de todas las edades, características  y razas.

Antes de introducir a un nuevo perro en un grupo, se observan sus habilidades sociales. Y, en el caso de que el perro no haya tenido oportunidad de desarrollarse socialmente, se realiza un trabajo previo antes de unirse al grupo. En ocasiones, se trabaja la presentación a dos o tres perros, y así se consiguen relajar un poco de los niveles de estrés del perro.

 

Preparando el entorno ideal para los grupos de desarrollo

 

El trabajo en los grupos de desarrollo se realiza siempre en un entorno adecuado, tanto para perros como para humanos: lo ideal es un entorno natural estimulante, en el que el perro pueda encontrar hojas secas, el olor de los orines de otros perros, sonidos y barreras visuales naturales.

Los dueños se implican activamente en estos grupos de desarrollo, y también aprenden. Antes del primer paseo en grupo, los humanos aprenden sobre lenguaje canino, señales de calma y señales de estrés, y comportamiento canino en grupo.

El objetivo de esta formación previa es preparar a perros y humanos para que durante las sesiones de los grupos de desarrollo, todos sepamos qué hacer y así ayudar a que las cosas se desarrollen cumpliendo el objetivo programado.

“En los grupos de desarrollo, perros y humanos se relajan: no hay preocupación con otros propietarios”.

 

En qué consiste cada sesión

 

La operativa de los grupos de desarrollo es sencilla: una vez reunidos todos– perros y humanos- en el entorno elegido se deja que los perros hagan lo que necesiten, como especie y como individuo.

En los grupos de desarrollo se trata de proporcionar un espacio para que tengan sus relaciones sociales y dejar que unos perros enseñen a otros.

En todo grupo social, surgen momentos tensos. Los humanos tratamos de resolverlos de la manera más dialogante posible. Los perros tienen su propia forma de resolver sus conflictos: en ocasiones es calmada, pero en otras nos puede resultar incómoda a los humanos: ladran, enseñan los dientes y se revuelcan…, ¿es grave? No, en absoluto: es su forma de resolución de conflictos.

Los perros saben resolver sus propios conflictos. En nuestro mundo son incapaces, pero en el suyo saben cómo hacerlo.

 

Conclusiones de cada sesión de los grupos de desarrollo

 

Después de cada sesión, Ana realiza un análisis de lo que ha ocurrido, se ven los avances y, para posteriores ocasiones, se indica cómo ayudar y cómo intervenir (o no intervenir).

El mayor trabajo de los grupos de desarrollo se realiza con los humanos: se trabaja el miedo.

Si quieres profundizar más en los grupos de desarrollo, te animo a que consultes la página web de Ana Masoliver y, si tienes la oportunidad, participes con tu perro en sus grupos de desarrollo.

Además de aprender sobre el comportamiento canino y humano, disfrutarás de buenos momentos al aire libre.

grupos de desarrollo canino: varios perros corren por el campo

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario