Categorías: Perro

Gañán es un bonito nombre para un perro

 

Gañán es un bonito nombre para un perro: siempre lo he pensado.

El martes me desperté con una mala noticia: Gañán, el cachorro de una amiga, había sido atropellado por un coche y había fallecido. Casi en el acto.

Mi amiga estaba destrozada. No podía ni hablar. El dolor y el shock no se lo permitían. Ella presenció el atropello y no pudo hacer nada por salvar la vida de su pequeño teckel.

Gañán tan solo tenía 5 meses de vida… y mi amiga y él eran uña y carne.  No se separaban ni un momento: era su compañía en las noches y su entretenimiento de día. Conocían a todos los perros del barrio y tenían sus propias rutinas diarias. Estaban aprendiendo a convivir, y ella había imaginado que pasarían juntos muchos años…

A todos – perros y humanos – nos cuesta adaptarnos a los nuevos espacios. Las primeras noches que Gañán pasó en un su nuevo hogar fueron complicadas: ¡no paraba de ladrar!

Para fortuna de sus vecinos, la segunda noche, mi amiga descubrió que a Gañán le gustaba la música – casi tanto como a ella. Aunque no coincidiesen exactamente en sus gustos musicales: mi amiga es una fanática del Rock y ¡Gañán sólo se tranquilizaba con las creaciones musicales de Schubert!

 

Gañán es un bonito nombre para un perro

 

Estos días, me he puesto en la piel de todas las personas que han pasado por una situación similar: he leído artículos sobre cómo afrontar la pérdida de nuestro perro y sobre cómo recordar los buenos momentos.

Y he encontrado un post que comparto con vosotros: “Consejos para cuando muere nuestro perro”, de Rosa Roldán – Perrygatos.

Gañán es un bonito nombre para un perro. Gañán me caía muy bien: era un cachorro muy despierto y cariñoso… Y con un gusto musical muy sofisticado.

Sé que Gañán hacía muy feliz a mi amiga.

El post de hoy se lo dedico a mi amiga. A ella y a todos los humanos que han sufrido la muerte repentina de su compañero peludo.

Amiga, no te culpes: has hecho todo lo que estaba en tus manos para hacerle feliz…

¡Hasta siempre, Gañán!

 

 

Deja un comentario