Categorías: Diario de Nina

Diario de Nina 12: Máster Chef Minino

¿Quién no ha visto Máster Chef? Con sólo ponernos un delantal, ya hace que nos sintamos aprendices de un afamado chef con estrellas Michelín. A los humanos nos encanta, aunque… a no todos los gatos tiene por qué gustarle.

 

Diario de Nina 12: Máster Chef Minino

 

Mau me ha comprado un delantal de cocina de color rosa, con una cuchara dibujada con bigotes. Es feísimo. ¿Que una gatita tenga un delantal os parece normal? Es absurdo. Por supuesto en cuanto me lo ha puesto me lo he quitado ipso facto, jejeje, es que yo podría trabajar como escapista, me deshago de todo con mucha facilidad y me escapo de todos los sitios muy rápido sin que me vean.

No sé en qué está pensando Mau, le ha dado por comprarme cosas para ponérmelas en mi cuerpo. Ella lo llama ropa, debe de ser moda entre la gente artista. Que sus amigos pequeños con pelo, gatos y perros, se pongan ropa de humanos. A mi estas cosas me hacen reír. La verdad es que pienso que nadie debería llevar ropa. Ni Mau. Mucho mejor todos desnudos para poderse lamer y limpiar bien. Pero bueno, las modas son así, a veces se lleva la ropa y a veces como en la playa, no. Es muy difícil de entender, la verdad.

Pues como os decía, Mau me ha comprado un delantal. Dice que ya que estoy en la cocina todo el tiempo mientras ella hace pan y pasteles, por lo menos que no me manche. ¡Pero si a mi me encanta mancharme todo! Y meter mis patitas en la masa y ¡Chupar la leche! Lo del delantal no me ayuda nada, me muevo muy mal, nada sigilosamente. Se me engancha entre las patitas, porque para colmo es un poco grande para mi tamaño. Por eso me lo quito. Pero Mau me regaña y me lo vuelve a poner. Ainssss. Qué cruz. Me siento muy ridícula con esta especie de bata de cola de Máster Chef.

Pero bueno, por lo menos mientras lo tengo puesto Mau no me regaña tanto cuando me como todo lo que pillo.

Cada vez que paso delante de un espejo y me veo esa cuchara con bigote…Dios mío, cuanto tengo que aguantar en esta casa…

Deja un comentario