Categorías: Diario de Nina

Diario de Nina, capítulo 2: la sorpresa dentro de la caja

Después de “Diario de Nina: descubre la vida desde la mente de un gato”, Nina nos regala el segundo capítulo de su diario. Esta semana, Nina recibe un regalo inesperado …

La sorpresa dentro de la caja

¡Hola amigos! Menuda semana llevo de visitas en casa. No hay quien duerma siesta ningún día. Y los gatos necesitamos dormir más que un sevillano al sol. Parezco sonámbula, me duermo por las esquinas, en los armarios, en el lavabo. ¿Por qué en esta casa siempre hay tanta gente?

Los amigos de Mau (la persona grande sin pelo con la que vivo) son majos, aunque me hablan poniendo voces absurdas, como de gato pequeño. En lugar de Nina, me llaman cosas como “bonitisimaaaa”,  “cosititaaaa”, “bolita de peliiiiitoooo” “patasdelanisima”. Madre mía que panorama. Yo tengo que hacer grandes esfuerzos para no reírme de ellos. Me tapo la cara con mi pata de la vergüenza. Menos mal que no se me nota cuando sonrío. Los gatos solo tenemos una cara seria. Bueno dos, si contamos cara de bostezar. Esa cuenta, ¿no?

Hoy una de las amigas de Mau que ha venido ha traído algo genial. ¡Una caja! ¡Miauuuuuuuu! ¡Una caja! , ¡Una caja! , ¡Una caja! , ¡Una caja! , ¡Una caaaaaja!

Adoro las cajas. Y las cajas marrones más. ¡Tienen cosas dentro!

Mau ha sacado un montón de ruidosos artículos mientras daba palmas y besos a su amiga sin parar, también he visto que ha sacado papeles y plásticos rarísimos y me han dejado olerlo todo    concienzudamente.  Qué bien me lo estaba pasando con tanto movimiento. Y de repente, lo mejor de todo, una cosa increíble.  ¡Había un regalo para mí! (además de la propia caja en la que me meteré en cuanto se despisten jeje).

El regalo que Mau y su amiga me dieron muy emocionadas esperando mi reacción era…, o sea, que era como un…. Si, que era una cosa… ¡¿ehhh?!… estooo, como os lo podría describir…Era…

¡Un maldito juguete para perros! ¿Os lo podéis creer? Lo han vuelto a hacer. Una vez más. Así que os mando una foto de este momentazo.

Aquí estamos mi amigo #patodeplásticoaburridisimo y yo. La vida de un gato es muy difícil, muy difícil.

 

La sorpresa dentro de la caja

Deja un comentario