Categorías: Perro

De cachorro a adulto

El paso de cachorro a adulto

Los perros se pueden considerar adultos a la edad de 24 meses. Hasta llegar a los dos años de vida,  pasan por seis etapas educativas. Las tres primeras (hasta los 4 meses) comprenden la conocida como “licencia de cachorro”.

En este post, en el que contamos con la colaboración de Laura Martín, experta educadora canina de convivirconperro, te contamos cómo se suelen comportar los cachorros en su desarrollo de cachorro a adulto: desde sus 5 meses de vida hasta alcanzar la edad adulta.

 

De 5 a 8 meses: propiocepción y psicomotricidad

 

En esta etapa, tu cachorro necesita experimentar retos físicos, probar y conocer diferentes texturas, sentir diferentes alturas… y no necesitan que los humanos les animemos a buscarlas, sino que tienen que ser ellos las que las encuentren.

Un paseo por el campo puede resultar de lo más estimulante para ellos: subir y bajar rocas y pendientes, tocar hojas y ramas de árboles, cruzar ríos y pisar suelos con texturas diferentes.

De los 5 a los 8 meses, los cachorros son muy impetuosos: cuando vean a otro perro, querrán ir corriendo hacia él.

Por eso, en esta etapa no hay que trabajar el manejo de la correa: no están preparados para ella y lo peor que puedes hacer es forzarles. La recomendación de la experta Laura Martín, es que para esta etapa utilices correas largas (mínimo 3 metros) y sin flexi, para evitar tirones.

Si el cachorro puede ir suelto (como por el campo), mejor; pero si no, deja la correa relajada y acompáñale en sus movimientos, sin influir en ellos.

Ten presente la idea de que cuando tu cachorro vea a otro perro, va a querer ir hacia él, y cuanto antes mejor. En los paseos con tu cachorro, si no quieres que se encuentre con otros perros, puedes dar un rodeo para evitarlos. Pero si los ve tiene que ir hacia ellos: es su necesidad, y tienes que satisfacerla.

Observarás que tu cachorro se excita muchísimo con los paseos: un torrente de estímulos llega hasta él, y quiere atender a todos. Como contrapunto, tú tienes que ser su referente de calma, ¿cómo conseguirlo (o al menos, intentarlo)?

Este interesante vídeo te da ideas sobre cómo entrenar la calma con tu perro:

 

 

De 8 a 12 meses: la etapa de empatía social y el despertar sexual

Superada la etapa anterior, que es sin duda la más retadora para los humanos, por lo impetuosos – y adorables – que llegan a ser los cachorros, tu perrito pasa a la etapa de la adolescencia perruna.

En esta etapa, tu cachorro está centrado en el sentido del olfato: se sentirá atraído por  todo tipo de olores, pero sobre todo, por los olores de otros perros.

Es una etapa complicada para los humanos, porque tu cachorro puede escapar corriendo atraído por el olor de una hembra en celo.

Los humanos nos planteamos cómo poner solución a  “embarazos no deseados” y a menudo pensamos en la castración de nuestro cachorro macho.

La castración en esta etapa no está todavía recomendada: es mejor esperar al desarrollo total de tu perro. En este video de convivirconperro puedes ver las consecuencias de una castración temprana.

 

 

Consulta a tu veterinario, y valora la esterilización como alternativa a la castración. Para evitar “embarazos no deseados” en las hembras, también es conveniente esperar a su madurez sexual si optas por realizar una operación de ligadura de trompas.

Como punto positivo de esta etapa, podrás comprobar que tu cachorro es cada vez menos cachorro y empieza a convertirse en un adulto: tiene mucho más autocontrol, y es el momento de comenzar a trabajar el manejo de la correa.

 

De 13 a 24 meses: el adulto y la moralidad

 

Tu cachorro se está convirtiendo en adulto: para él lo más importante es el bien del grupo. En esta etapa los perros no se llevan bien con los perros de 5 a 8 meses: les resultan muy brutos, y no tienen todavía herramientas para frenar a esos cachorros impetuosos que no paran de hacer trastadas y molestar.

Observarás que tu cachorro pasa de estar centrado en sí mismo a centrarse en que en el grupo haya calma y todo esté bien.

Son mediadores sociales: no les gusta el conflicto y tratarán de evitarlo por todos los medios. Por eso, en ocasiones pueden acercarse a los cachorros de 5 a 8 meses de forma agresiva para intentar separarlos y así evitar una pelea.

Los humanos tenemos que conocer esta circunstancia, y ser conscientes de que no es un problema que dos perros se peleen: ellos mismos pueden resolver sus problemas de manera rápida. Cuando veamos alguna rencilla entre dos perros, es mejor no intervenir: la opción es no hacer nada, luego no hacer nada, seguir sin hacer nada… y sólo intervenir si con ello te aseguras de solucionar la situación.

Es una etapa en la que los humanos tenemos que aprender a ejercer nuestro propio autocontrol con los perros. Ellos se manejan muy bien solos, incluso cuando se les presentan situaciones nuevas.

 

El perro adulto

A los 24 meses, si tu cachorro ha superado con éxito todas las etapas educativas, deja de considerarse cachorro para convertirse en un perro adulto.

Al igual que ocurre con las etapas de evolución en los humanos, los perros pueden sufrir etapas de miedo acompañando a cada cambio de etapa.

Durante todo este periodo (desde su llegada a tu hogar hasta los 24 meses, observa sus comportamientos: el miedo puede paralizarles y provocar una involución en comportamientos instintivos y aprendidos.

Por eso es importante un periodo de descanso entre etapa y etapa, que les permita integrar e interiorizar los aprendizajes.

Comparte con Mi Pet Gourmet cómo fue el desarrollo de cachorro a adulto de tu peludo

 

 

 

Deja un comentario