Categorías: Perro / Vida Sana

Cuándo acudir a un educador canino

 

¿Tu cachorro destroza tus muebles? ¿Tu perro ladra constantemente, llegando a ser molesto para los vecinos? ¿Muestra miedo o agresividad al cruzaros con otros perros?

Cuando tu perro se muestra así, a ti no te gusta nada. Te genera tensión. Te molesta. Y te enfada.

Tu perro está mostrando descontento ante situaciones que no le gustan, y está generando un problema de convivencia. El problema hace tiempo que se generó, pero tú probablemente no te habías dado cuenta.

No te gustará oír (o leer) que hace ya tiempo que tenías que haber buscado el asesoramiento de un profesional, pero todavía estás a tiempo de acudir a un experto que analice el comportamiento de tu perro y te oriente sobre las acciones a realizar.

Es momento de acudir a un educador canino.

 

Obedecer versus convivir

“Si tu perro ladra puede ser porque quiere salir a orinar, si destroza las puertas, porque pasa demasiado tiempo solo y tiene ansiedad por separación”, comenta Laura Martín, experta educadora canina de Convivirconperro. “Cuando algunos de estos comportamientos son habituales, hay alguna necesidad básica no satisfecha. Hay que cambiar el enfoque de hay algo mal en mi perro, por mi perro necesita algo que no le estoy dando”.

¿Está mal que tu perro orine? En sí, no está mal. Depende de nuestro enfoque: para él, orinar es satisfacer una necesidad. Para ti: está bien si orina en la calle, pero está mal si orina dentro de casa. Es tu perspectiva la que cambia; la necesidad del perro es la misma: orinar.

“Cuando convivimos con personas, la base de la convivencia es el respeto, no la obediencia. Cuando convivimos con perros, la base de la convivencia, debería ser igual: no esperar a que el perro siempre obedezca a tus órdenes, sino respetar sus necesidades, y satisfacerlas antes de que generen un problema para él y para ti”, comenta Laura.

 

Cuándo acudir a un educador canino

 

Lo ideal es acudir a un educador canino antes de adoptar un perro. El perro es un nuevo miembro que se incorpora a tu vida, y las rutinas del hogar requerirán adaptarse a este nuevo miembro.

El educador canino te orientará sobre las necesidades básicas a satisfacer en cada etapa de la vida de tu perro, sobre los comportamientos habituales y sobre las particularidades y el carácter de cada raza. Las pautas que te proporcione el educador, agilizarán y facilitarán la adaptación.

Además, con la información proporcionada, serás capaz de detectar qué es lo que está demandando de ti y detectar rápidamente cuándo un comportamiento comienza a ser anormal, sin llegar al extremo de que se convierta en un problema y la situación será mucho más difícil de reconducir.

La realidad es que no solemos acudir a un educador canino hasta que la convivencia con nuestro perro se ve alterada por comportamientos molestos, y ya se ha generado un problema: vecinos que se quejan de los ladridos, muebles de la casa destrozados, o tensión en el momento de salir a pasear, por los tirones de correa o miedos al cruzarnos con otros perros.

“Cuando es un problema para nosotros, hace ya tiempo que es un problema para el perro. El problema ha surgido por necesidades insatisfechas: estar solo, tener pocas relaciones sociales, exceso de ejercicio físico… Los motivos son distintos de un perro a otro”, afirma Laura.

Prevenir es una inversión. Después de adquirir rutinas problemáticas para la convivencia es más difícil reconducirlas.

 

En siguientes posts, te hablaremos de las diferentes conductas por edades, y etapas educativas, de tipos de educación canina y de cuáles son las pautas para elegir a un buen educador canino.

Mientras tanto, te vamos adelantando un seminario más que interesante, impartido por Jordi Herrera y organizado por Empatadogs y Convivirconperro, que tendrá lugar en Córdoba, del 20 al 22 de enero de 2017.

Más información del evento en este enlace de Facebook, o en el correo: empatadogs@gmail.com

 

Nuestros peludos nos proporcionan cariño, compañía y mucho amor. Conocerlos nos facilita la convivencia y enriquece nuestra vida con grandes momentos de alegría en familia.

 

Un comentario

  1. Muy interesante

Deja un comentario