Categorías: Gato

Cinco consejos para la elección de tu nuevo gato

¿Un nuevo gato va a incorporarse a tu vida?

¡Enhorabuena! Es una decisión de la que no te arrepentirás. Los gatos son excelentes compañeros, te aportarán relax -no conozco mejor relajante que el ronroneo de un gato-, y disfrutarás con sus juegos y su compañía.

Compartir tus próximos diez años o más con este compañero es un gran regalo,  aunque también un gran compromiso.

Estos cinco consejos te facilitarán la elección del felino ideal:

1.       Elige la raza según tu estilo de vida

El tiempo que puedes dedicar al cuidado del gato, o el espacio del que dispones en tu hogar son dos factores a tener en cuenta.

¿Sabes que hay más de 70 razas de gatos?

Es importante que conozcas las necesidades de la raza que elijas, para ofrecer a tu nuevo gato la atención que se merece:

·         Los gatos siameses son muy cercanos; los gatos persas disfrutan siendo los reyes de la casa, y no les gusta compartirla con otras mascotas

·         Si hay niños en el hogar, un gato birmano participará en sus juegos

·         Al gato ruso azul le gusta observar antes que actuar, y le encanta que compartas tu cama con él.

·         Aunque… ¿quizás prefieras un gato común?Los gatos comunes son tan buenos amigos como cualquier otro gato y, además, son más fuertes y resistentes a enfermedades

2.       Encuentra a tu gato

Lo más sencillo es que te acerques a albergues y protectoras de animales donde encontrarás gatos comunes y a veces de raza. Busca en internet los centros más cercanos a tu ciudad.

No te sorprendas si te someten a una exhaustiva entrevista, y si visitan tu hogar para asegurarse de que tú y tu casa sois adecuados para la adopción.

Si lo que buscas es un gato con pedigrí pregunta en clubes de criadores. Recibirás información sobre vacunas recibidas, si han sido desparasitados, certificados de pruebas genéticas y víricas, y (si lo tiene) de pedigrí.

3.       Las diferencias de carácter entre gatos y gatas

Los machos tienen un carácter más amigable y las gatas son más reservadas.

Cuando los gatos están esterilizados, no hay mucha diferencia de carácter. La mayoría de los gatos domésticos se esterilizan a los seis o siete meses de edad.

Los gatos suelen esterilizarse por dos razones:

  1. Evitar camadas no deseadas
  2. Los machos no castrados marcan su territorio orinando en cualquier lugar de la casa, lo que puede resultar molesto, y arañan puertas, sofás y todo lo que pillan
  3. Las hembras no esterilizadas también marcan su territorio con orina o heces cuando están en celo.

4.      ¿Cachorro o adulto?

En sus primeras semanas de vida, los gatitos definen su carácter y comportamiento social. Es importante no separarlos demasiado pronto de su madre, porque perderían etapas de desarrollo emocional y de conducta. Lo ideal para un gatito es esperar 7 u 8 semanas para ser separado de su madre.

Los gatitos se adaptarán rápido a su nuevo entorno y son más fáciles de educar. Aunque también son más traviesos y descuidados en la higiene que un gato adulto.

Los gatos de albergues y protectoras de animales suelen ser adultos. Adoptar a un gato adulto – además de ser un bonito gesto-  tiene ventajas:

·         Son más tranquilos

·         Son cuidadosos y aseados

·         Su carácter está formado: pregunta a sus cuidadores y te contarán cómo es.

 

5.       Déjate seducir

La familia de sangre no se puede elegir; a tu compañero de hogar felino, sí.

Acércate a conocerlo. Realiza la visita con calma, observa su comportamiento y pregunta todas tus dudas.

Déjate seducir y tómate tu tiempo para acariciarlo y sentirlo. Aunque creas lo contrario, va a ser tu gato el que te elija a ti.

 

Ya sólo falta que prepares su bienvenida en tu hogar, ¡y que mimes a tu gato como a ti mismo!

¿Tienes algún consejo ? Tus comentarios ayudarán a otros lectores a ser tan felices como tú con tu gato

 

 

Deja un comentario