Categorías: Gato

7 pautas para alimentar a tu gato de manera saludable

 

Alimentar a tu gato de manera saludable es algo más que comprar los mejores productos de alimentación. Hemos consultado con Adrián Aguilera, director de la clínica veterinaria Sansepet, y nos ha proporcionado  una serie de sencillas pautas que es importante que conozcas si quieres que tu gato esté sano y sea feliz.

 

7 pautas para alimentar a tu gato de manera saludable

 

1. Dieta específica según su estilo de vida.

 

La mayoría de los gatos adultos están esterilizados, y esto les provoca una tendencia a engordar. Si tu gato es inquieto, ese problema será más leve, ya que al hacer ejercicio, quemará calorías. Pero si a tu gato no le gusta el movimiento, una dieta baja en calorías ayudará  a que se mantenga en su peso.

 

Además, algunos gatos  pueden llegar a ser de lo más sibaritas: si se encaprichan con un tipo de comida, no querrán probar cualquier variedad que le ofrezcas, y es posible que sus gustos no incluyan todos los nutrientes necesarios para alimentarse de manera saludable.

 

Este comportamiento está muy relacionado con los hábitos cuando son pequeños. Si quieres que tu gato tenga un paladar abierto a nuevos sabores – y se alimente de una manera equilibrada – ofrécele variedad de alimentos desde que sea un cachorro.

 

2. Controla el tamaño de la ración

 

Entre los felinos, también podemos encontrar gatos glotones y gatos más delicados.

Los gatos glotones comen y comen sin parar cuando tienen delante algo apetecible. Por eso, si tu gato es glotón,  es importante controlar la cantidad de comida que ingiere, para evitar que engorde. Tu veterinario te ayudará a establecer la ración diaria adecuada para tu gato.

 

3. ¿Cuántas veces al día se alimenta un gato?

Pues… depende del gato.

Prueba a llenar su cuenco por la mañana con la cantidad diaria de alimento recomendada para él y déjala  a su libre disposición.

Si tu gato es de los que no para hasta dejar su cuenco reluciente, es recomendable que dividas su ración y le ofrezcas dos comidas diarias.

 

4. Evita darle los restos de tu alimento

Las sobras no son nada saludables para tu felino: muchos de los alimentos que son sanos para los humanos, son perjudiciales para la salud de los gatos. Evita darle restos de tu alimento, aunque tu gato te lo suplique con su mirada.

Y… ten mucho ojo mientras cocinas: si tu gato es tragoncete, intentará llevarse lo primero que pille de la encimera.

 

5. Alimentos naturales siempre.

En tu tienda on-line de confianza, o en el supermercado, elige siempre alimentos que estén compuestos por ingredientes frescos y naturales. Evita los piensos y latas que contengan subproductos animales y conservantes o colorantes artificiales.

 

6. Alterna alimento seco y húmedo.

El pienso seco es cómodo y, bien elegido, contiene una parte muy importante de los nutrientes que tu gato necesita. Al ser un alimento seco, requerirá que tu gato se hidrate bebiendo líquido. El alimento en latas completa al pienso, y a los gatos les resulta mucho más sabroso.

Alterna los dos tipos de alimento para conseguir una alimentación más equilibrada para tu gato.

 

7. Asegúrate de que tu gato beba agua

“La insuficiencia renal es la patología más común en gatos mayores, según el experto veterinario Adrián Aguilera.  Para evitar esta patología, es recomendable estimular a los gatos para que beban agua desde que son pequeños.

A los gatos les gusta beber del grifo. Es normal que cuando tengan sed, te esperen en el fregadero para que les abras el grifo. Si estás muchas horas fuera de casa, un bebedero automático o una fuente zen son buenas soluciones para que tu gato sea autónomo cuando tenga sed.

 

Un gato alimentado de manera saludable es un gato feliz.

Comparte con la comunidad más gourmet del mundo animal los hábitos alimenticios de tu gato.

 

Deja un comentario